sábado, 18 de abril de 2009

FANGORIA: Los Reyes ABSOLUTOS

Aquí estoy de nuevo.

¿Estás leyendo mi blog? ¿Ahora? ¿A las 21:00 h. del sábado 18 de abril? ¡Pues no deberías! ¡Deberías estar pegado a la televisión, viendo la 2 de Tve! ¡Porque FANGORIA está cantando en directo y Alaska y Nacho están siendo entrevistados! ¡Sí, en el programa No disparen al pianista!

Aquí os dejo mi colaboración de este mes en la revista GAYBARCELONA (sección MI MIRADA), dedicada a FANGORIA. Generalmente suelo esperar más tiempo para publicar en Internet mis artículos, pero esto procedía total. ¡Y a ver si dejáis algún comentario, cerdas mudas mancas!
Y ahora voy a seguir viendo la tele.


LOS REYES ABSOLUTOS

Fangoria cosecha en estos momentos el mayor de sus éxitos discográficos tras la reciente publicación de su álbum Absolutamente. Alaska y Nacho Canut se convierten hoy en lo que han sido siempre para mí: el centro de Mi mirada.


Si observamos el panorama musical nacional, que yo me atrevería a calificar de artísticamente anclado en el medievo, nos encontramos con que Fangoria, es decir Alaska y Nacho Canut (tanto monta...) no sólo son un mundo aparte, sino que ostentan la calidad de legítimos monarcas. Son los “reyes absolutos” –que no absolutistas- de la música moderna española en diversas de sus vertientes, ya sea electrónica, glam, pop, rock, dance... O quizá sean como aquel Miguel Bosé en El caballero del dragón: unos auténticos marcianos en ese panorama oscurantista de la Edad Media musical actual.

Olvido y Nacho llevan treinta largos, exitosos, profanos, carnales, fatales, mortales, infernales, efímeros, extraños y absolutamente fabulosos años deleitándonos con su forma de entender y vivir la música, educando a varias generaciones de admiradores y obsequiándonos con un buen número de maravillosas canciones, muchas de las cuales se han convertido en hits que ya forman parte de la cultura emocional de este país, y de un modo aún más específico del inconsciente colectivo del colectivo gay. A golpe de himnos han pasado a ser los autores de la B.S.O. de nuestra vida. A ellos debemos que muchos de nuestros recuerdos vayan inevitablemente ligados a los acordes de una u otra creación.

Soy fan acérrima de Fangoria, no lo oculto –se me nota demasiado-, pero también me considero objetiva hasta decir basta (es lo que conlleva años y años de ver, leer, escuchar, navegar...). Y, justamente, el hecho de haber tenido la oportunidad de llegar a conocer y tratar a estos dos artistas, me otorga una visión aún más realista y más completa, por mucho que otros piensen que la cercanía distorsiona. En cualquier caso me da igual; me encantan y punto. ¿Qué artista, especialmente prolífico, puede conseguir no decepcionar –y, de hecho, incluso sorprender- a sus seguidores durante tanto tiempo? Si alguien cree que eso no tiene mérito, entonces es que desconoce por completo el mundo del espectáculo, y que está loco. Súbdita soy de Sus Majestades desde que aparecieron por primera vez en mi pantalla, entonando Horror en el hipermercado.

Fangoria celebra ahora su 20º Aniversario con un disco que resulta redondo no sólo por su propia forma, sino además por estar compuesto por un puñado de joyas de la corona que, sin abandonar el genuino sonido característico del grupo, por momentos te recuerdan a aquella Alaska de Pegamoides que entonaba sus mejores grabes, como te transportan a las inolvidables melodías de Dinarama, tan añoradas por aquellos que vivimos la época. Un álbum, para más lujo, producido por Neal X y Tony James (Sigue Sigue Sputnik), los cuales han sabido entender y potenciar tanto la voz de Olvido como esos ritmos y esas letras que voltean entre lo lúdico y el desencanto, el intimismo y la frivolidad, lo oscuro y lo claro, el negro y el plata, la marca de la casa. Trece canciones, porque ellos no temen el estigma. Un tratamiento claramente diferente al de anteriores discos, y probablemente aún más diferente que el próximo. Siempre en tierra de nadie, un paso por delante, y un millón de kilómetros por detrás.

No podrían haber elegido mejor título. Absolutamente es una nueva declaración de principios, una nueva clase magistral, un nuevo bofetón a la industria, al stablishmen (e incluso a alguno de sus supuestos “seguidores”), la demostración perpetua de que hubo y continúa habiendo vida después de La Movida, pese a todos esos grupos que perviven masticando viejos éxitos. Fangoria, Nacho y Olvido, Alaska y Canut, los Amos, los Reyes, han vuelto a otorgar audiencia y sentar cátedra. Han vuelto a materializar su talento, su experiencia, esa genialidad connatural de la que hacen gala sin proponérselo voluntariamente, limitándose nada más a hacer lo que más les gusta. Siempre en continua búsqueda, reinventándose, experimentando, avanzando, y a la vez consiguiendo mantener la esencia de lo que siempre han sido y de lo que les ha gustado e influenciado, sin más, permaneciendo fieles a sí mismos y, en última instancia, haciendo lo que les viene en gana, sea o no comprendido a tiempo real.

Fangoria, unos reyes que guiñan el ojo a Warhol, y como él rodean el trono con su propia corte, cíclico privilegio, creando su propio universo, un microcosmos de chulos, travestis, amigos, colaboradores y arte alternativo por doquier, soberanos de lo anárquico en la república de la creatividad. Una familia absolutamente underground, una mentalidad absolutamente pop, un disco absolutamente... eso, Absolutamente.

Concluyo mi oda de bufona-trovadora parafraseando la máxima: “Los Reyes han vuelto, ¡viva los Reyes!”

7 comentarios:

La Marquesa dijo...

Querida maestra e idolatrada Diossa:

Primero, ya sabes que yo sí suelo dejarte comentarios, que castigas con tu indiferencia, como sabes que a mi me gusta que hagas.

Segundo: Por supuesto que ayer a las 21 estaba viendo La 2 de Tve, y el directo de Alaska. No pude evitar babear al ver a Rafa Spunky y tampoco pude evitar reparar en los folios que tenía ELLA a sus pies. Cómo es Olvido: siempre haciendo honor a su nombre, "improvisando" en los directos, con estribillos nuevos y cambiados de orden o eliminando unos por repetir otros. Es lo que tiene la genialidad.

También salió en ElHormiguero de cuatro. Está muy acertada en sus apariciones televisivas. (hasta en la de Popular TV, ejem)

Por otro lado, en un alarde de rebeldía, decirte que no estoy de acuerdo con la valoración del album de Fangoria, a mi humilde y seguramente desacertado parecer, es peor que cualquiera de los 3 últimos. Un desastre absolutamente prescindible del que no pienso prescindir en mi discoteca como buena devota de Fangoria.

Diossa dijo...

Querida Marquesa:

Puestas a mojarse, yo también prefiero la producción de Carlos Jean a las de las SSS (pero en las fotos de aquel disco Olvido salía espantosa, y ahora no, y ambas cosas son por decisión propia). Me gusta que Fangoria me sorprenda. Lo peor que puede ser un artista es predecible (bueno, también hay otras mil cosas negativas que puede ser). Ah, yo a veces también improviso estrofas inexistentes y estribillos imposibles. Una no puede "star" en todo, tía. Pero sobretodo me gusta que una fan de tu categoría (alfa) no tenga reparos en mostrar personalidad propia y critique y muestre su opinión y su desacuerdo. Ser una fan mamarracha es tan fácil...

caotico_jq dijo...

Yo me temo que me sigo quedando con "El extraño viaje". Aunque hace poco leí por ahí una defensa muy razonada y muy bien argumentada de este "Absolutamente", que me parece que era la mejor manera de callar las bocas que lo han criticado por criticar (guiño guiño). Yo estoy deseandícolo de verlos en directo en un par de semanas.

Pues eso.

Jimmy Trash dijo...

Por eso estamos tan orgullosos de tenerte con nosotros el próximo 30 de abril en la fiesta de presentación del FANGORIA FAN CLUB ALC

Por eso y porque mientras tu eres fan de FANGORIA nosotros somos fan tuyos ( y de MalyZZia) por encima de todo, de los años, del bien del mal y de los demás

Espernado...

Besos 4 breakfast

Jimmy Trash

clubber plex dijo...

Hola darling.

Qué te voy a contar a ti de mi fanatismo fatal hacia Fangoria o todo lo que viene desde Kaka de Luxe -te regalé la edición CD-.

Pero te confieso que, aparte del atroz fotoshopismo de "Absolutamente", el CD me parece asqueroso.

Lo he escuchado tres veces y la cuarta me dije "¡basta! No hay quien se lo crea. Esto es como pegar a un padre, pero es como lo siento...

Un día reconocerán que no fue su mejor disco; otro admitirán que fue el peor de largo. Mientras, ya estoy esperando al siguiente.

Y espero que no sea "la Decepción Final".

¡MUACKA!

Diossa dijo...

Clubby, queriiido!

Más que decepcionado te noto dolido...
¿Su peor disco? Bueno, quién puede saberlo, ni decidirlo, pero si este es el peor disco de una trayectoria tan larga y fructífera... la cosa no está tan mal. Lo que te ocurre (y quizá a mí también) es que ahora mismo estamos a otra cosa, musicalmente hablando, y querríamos escuchar eso en ellos (yo, por ejemplo, algo mucho más dance, tú, quizá, algo mucho más electrónico). y ellos son muy "ellos". Siempre lo han sido.
Quizá con el tiempo seas tú quien se de cuenta de que el disco es mejor de lo que tal vez a priori te a sugerido. O quizá no. Quí lo sá!!!
Yo, personalmente, nunca tengo miedo a retractarme. Ya veré.

Lo que si veo es total división de opiniones. A Alberto Saturno le parece genial. Otros lo aborrecen...

Ay, chica, las fanfatales estáis -estamos- todas locaaaaaas!

Diossa dijo...

quería decir "ha" sugerido.